…en la escuela necesitamos integrar los valores…

Una enseñanza dinámica, los avances, los valores y la escuela…

Desde siempre la humanidad ha ido en busca del conocimiento, tratando de comprender el mundo que lo rodea el hombre ha logrado trascender, a través de su inteligencia su necesidad natural de entender las leyes que lo rigen, abriendo una infinidad de puertas y encontrándose con el conocimiento a un paso increíblemente veloz.

Por las razones que fueren, altruistas o también erradas, el cúmulo de conocimientos y avances en cuanto a las ciencias crece de manera exponencial cada día. Así todo lo que tenemos que transmitir hoy como educadores nos propone una actitud mucho más dinámica, tomando mayor importancia un manejo de la información acertado y activo desde donde proveer conocimientos, que una actitud pasiva de recepción y memorización de conceptos de parte de los alumnos. Indispensablemente han de desarrollar su capacidad de pensar, para lo cual debemos de apelar a todas las estrategias posibles en las que la calidad del razonamiento y resolución de diversas situaciones lo animen a participar en su entorno.

La mayor riqueza que necesitan aprehender para sí nuestros jovencitos, es la capacidad de discernir, y desde la crítica y la acción positivas, encarar los conocimientos de los que disponemos desde una nueva óptica, pero desde la realidad, en pos de lograr que mediante el conocimiento aspiren a mejorar su contexto, a preservar su medio y su mundo, su integridad, su capacidad de pensar y ser libres. Juzgando cuanto acontece en todos los órdenes, sociales, políticos, económicos, ecológicos desde una escala de valores más acertada. Aún desde la vida que debemos preservar, desde la inteligencia que no puede obnubilarse, desde la espiritualidad capaz de guiar su vida.Cada alumno necesita crecer entendiendo las necesidades del mundo con capacidad de resolver de manera activa cuanto acontece.

Hoy aprendemos con nuestros chicos, sin negar una cantidad de contenidos que lógicamente deben dominar y fortalecerse como herramientas indispensables, se pone en juego permanentemente la otra capacidad, la de no masificarse por quedarse fuera de un mundo que en ciencias lo supera cada día. Y al cual no sabe que debe integrarse desde la acción y el discernimiento.

Desde muchos puntos de vista lo que hoy tentadoramente se le ofrece más que herramientas de saber que lo desafían a mejorar su mundo, son avances de entretenimiento, tan válidos como capaces de distraerlo de la otra realidad: un mundo que lo espera capaz. Más una sociedad que lo necesita mucho más allá de las redes sociales y lo superficial. Lo virtualmente entretenido parece quitarle el tiempo de compartir y coexistir de verdad, cuerpo a cuerpo, cara a cara, mirando a los ojos al otro y al mundo entero también…

En este punto es necesario insistir en la capacidad de los educadores de mostrar positivamente a nuestros pequeños la posibilidad de forjar un mundo mejor, fortalecer su interior para observar afuera con otros ojos…Entonces ¿Para qué mundo debemos preparar a nuestros niños? ¿Qué mundo deseamos que tengan?

El ritmo de evolución actual supera en mucho lo que sabemos como educadores, eso es un gran desafío, puesto que el aprendizaje y la enseñanza se tornan absolutamente dinámicos. Tanto de un lado como del otro el discernimiento y la capacidad de juzgar toman una importancia vital.

La cantidad de conocimientos que tenemos no ha de ser lo que nos diferencie de nuestros alumnos,   sino la capacidad de aprender con ellos, invitándolos a aprehender un mundo nuevo, que científicamente ha logrado hacer al hombre capaz de prever y provocar grandes cambios. Las ciencias son un medio, no una finalidad, esa es la gran diferencia, hacia dónde nos dirigimos, hacia dónde los dirigimos son preguntas fundamentales.

Es su mundo…y mientras podamos ofrecerlo de la manera más hermosa e inteligente, estaremos haciendo un buen trabajo. El conocimiento y los avances en ciencias han de ser parte de su patrimonio, debemos incluirlos indispensablemente en su formación. Posiblemente con una mirada nueva y más rica el aula de clases pueda convertirse en el punto de partida de ideas nuevas, de pensamientos profundos, de una mirada capaz de juzgar con otros valores, lo que tanto deseamos que aprendan y construyan para su porvenir.

Anuncios

Escribe aquí tus comentarios (no es necesario tu e-mail)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s